Muchos niños, hoy en día consumen un exceso de azúcares, a través de productos como chocolate, chucherías, helados, pasteles, galletas, cereales de desayuno, horchatas, zumos de fruta (tanto industriales como naturales), bebidas gaseosas azucaradas, postres lácteos, embutidos, panes refinados, entre muchos otros.

En su dieta también encontramos alimentos con grandes cantidades de sal como los snacks, otra vez los embutidos (que además contienen altas cantidades de grasas saturadas), los cereales de desayuno y las galletas; alimentos elaborados con harinas blancas y refinadas, vacíos de minerales y fibra, o llenos de aditivos, colorantes, conservantes y toda una serie de productos químicos que no aportan nada nutritivo.

Eventualmente, este tipo de productos no produce un daño importante, pero si se toman de forma habitual pueden llegar a mermar la salud de los niños dañando el metabolismo celular produciendo algún tipo de trastorno alimenticio como las intolerancias, la obesidad o la diabetes; o enfermedades cardíacas, aterosclerosis, hipertensión, entre otras. El cansancio, el nerviosismo, la agresividad o la falta de concentración también puede ser un efecto de este tipo de alimentación.

En el caso del azúcar, es importante destacar que afecta a los neurotransmisores de la misma forma que la cocaína, liberando un exceso de dopamina y aumentando la sensación de placer, produciendo adicción, por lo cual cada vez será mas difícil conseguir un consumo controlado de la misma.

La importancia de las meriendas

La escuela es un lugar donde el niño o la niña aprende a seguir unas normas realizando una serie de trabajos que requieren de su concentración, lo cual conlleva un desgaste físico y emocional. Al acabar las actividades escolares, los niños necesitan relajarse, descansar y jugar. El sabor dulce relaja, distiende y calma, por lo que resulta ideal para reponerse de un día de mucha actividad.

Pero los alimentos con alto contenido en azúcar producen stress e hiperactividad, ya que el azúcar llega en seguida a la sangre, elevando la glucosa rápidamente. Luego dicha glucosa se metaboliza para dar lugar a una “bajada drástica” de energía, produciendo un cambio en el estado de ánimo y en el comportamiento, llegando a veces a la depresión. A menudo el niño llega cansado a casa, y ya no tiene ganas de comer. La dulce merienda le ha quitado el hambre y la oportunidad de disfrutar de una cena temprana.

Al salir de la escuela, es preferible que los niños tomen un pequeño tentempié de asimilación lenta, que no les quite mucho el hambre y los relaje, disponer de un tiempo distendido para poder jugar, cenar lo más temprano posible (ya que tendrán hambre), compartir tiempo con su familia, tomar un baño e irse relajados a la cama. De esta forma, los alimentos se digerirán con mucha más tranquilidad y los niños podrán utilizar las horas de descanso para reparar y reforzar su sistema nervioso, levantándose mucho mas despiertos, con energía y hambre, para un buen desayuno.

 

IDEAS DE TENTEMPIÉS LIGEROS:

– Fruta entera con frutos secos

– Frutos secos y semillas

– Mezcla de frutas secas y frutos secos

– Compota de fruta cocida

– Palitos de zanahoria con tomates cherry

– Barritas de granola, frutos secos y semillas

– Palomitas caseras

– Bolas de dátiles con frutos secos y cacao puro

– Galletas de arroz con hummus de legumbres

– Pan integral con mermelada natural o paté casero.

– Creps de trigo sarraceno

– Tortitas de avena con frutos rojos

– Biscocho de plátano

– Galletas de plátano y copos de avena

 

RECETA BOLAS DE DÁTILES, ALMENDRA Y CACAO EN POLVO

INGREDIENTES:

100 g de almendras

200g de dátiles  medjool

2 cucharadas de cacao crudo en polvo

1 cucharada de mantequilla de almendras

1 cucharada de aceite de coco (opcional)

Pizca de sal (opcional)

Picar primero las almendras en un procesador de alimentos, agregar los dátiles, el aceite de coco, y luego el resto de los ingredientes, y continuar hasta que esté completamente mezclado. Con la ayuda de una cuchara y las manos formar bolas pequeñas. Colocarlas en el congelador durante una hora, luego retírelas. Guardar en un recipiente hermético en la nevera.

Antes de congelar se pueden pasar por coco rallado, cacao puro en polvo, semillas de sésamo, almendras laminadas, etc.

 

RECETA BARRITAS DE ARROZ Y SEMILLAS

INGREDIENTES:

50 g de galletas de arroz desmenuzadas

4 cucharadas de semillas de calabaza, sésamo, y/o girasol tostadas

4 cucharadas de almendras, nueces y/o avellanas, tostadas, peladas y troceadas

4 cucharadas de pasas

4 cuchadas de melaza de arroz

1 cucharadita de canela en polvo (opcional)

1/2 cucharadita de vainilla en polvo (opcional)

Colocar todos los ingredientes en una cazuela con fondo difusor a fuego bajo y mezclarlos muy bien hasta obtener una masa compacta y homogénea. Cubrir un molde con papel vegetal y verter la masa caliente en el molde. Cubrir con otro papel, aplanar y aplastar bien, hasta obtener consistencia de turrón. Gratinar en el horno 2-3 minutos. Dejar que enfríe y cortar. Guardar en un bote hermético.

 

 

Milca Burde – Dietista

655574974

info@milcaburde.com

0

2 thoughts on “Meriendas saludables para los niños”

  1. Muchas Muchas gracias por esa mensaje sobre la comida.
    Me encanta ver que la escuela esta hablando de los peligros que tiene el azucar.
    Culturalmente no hablamos suficiente de lo que es… una droga.
    Gracias!

    0

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà.